GUI (Girls Use Interfaces) – o no.

Chistes aparte, sabemos la utilidad que nos puede dar la interfaz gráfica para la gestión de muchas de las tareas que realizamos en un sistema, pero no deja de ser por ello imprescindible el conocimiento de la forma de trabajar desde la terminal de nuestro sistema. Comunicarnos directamente con el equipo nos puede hacer ver cosas que de otra forma ni sabríamos que existen… pero voy a dejar que os aclare esto un profesional del medio.

Josep Jorba Steve y Remo Suppi Boldrito se han encargado del texto “Administración Avanzada de entornos GNU/Linux”, a través del cual plantean el Curso de Administración GNU/Linux en la Universidad Oberta de Cataluña.

GUI o terminal? :_D

De ellos parte este fragmento:

“Estas herramientas pueden cubrir más o menos aspectos de la administración de una tarea concreta y presentarse con múltiples interfaces diferentes: ya sean herramientas de línea de comandos con múltiples opciones y/o ficheros de configuración asociados o herramientas textuales con algún tipo de menús elaborados; o bien herramientas gráficas con interfaces más adecuadas para el manejo de información, o asistentes que automaticen las tareas, o bien interfaces web de administración.

Todo esto nos ofrece un gran número de posibilidades de cara a la administración, pero siempre tenemos que valorar su facilidad de uso con las prestaciones y los conocimientos que posea el administrador que se dedica a estas tareas.

Las tareas habituales del administrador GNU/Linux pueden pasar por trabajar con diferentes distribuciones (por ejemplo, las que comentaremos Red Hat o Debian, o cualquier otra), o incluso trabajar con variantes comerciales de otros UNIX. Esto conlleva que tengamos que establecer una cierta manera de trabajar que nos permita hacer de forma uniforme las tareas en los diferentes sistemas.

Cualquiera de las distribuciones de GNU/Linux suele aportar herramientas del tipo línea de comandos, textual o gráfico, que complementan las anteriores y simplifican en mayor o menor medida la administración de las tareas. Pero hay que tener en cuenta varias cosas:

a) Estas herramientas son una interfaz más o menos elaborada de las herramientas básicas de línea de comandos y los correspondientes ficheros de configuración.

b) Normalmente no ofrecen todas las prestaciones o configuraciones que pueden realizarse a bajo nivel.

c) Los errores pueden no gestionarse bien, o simplemente proporcionar mensajes tipo “la tarea no se ha podido realizar”.

sabeis lo que haceis con el Airoscript.... ¿o no?

d) El uso de estas herramientas oculta, a veces completamente, el funcionamiento interno del servicio o tarea. Comprender bien el funcionamiento interno es un conocimiento básico para eladministrador, y más si tiene que desarrollar tareas de corrección de errores u optimización de servicios.

e) Estas herramientas son útiles en la mejora de la producción, una vez que el administrador tiene los conocimientos adecuados, puede manejar con ellas de forma más eficaz las tareas rutinarias y automatizarlas.

f) O también el caso contrario, la tarea puede ser tan compleja, o necesitar tantos parámetros, o generar tantos datos, que se vuelve imposible controlarla de forma manual. En estos casos, las herramientas de alto nivel pueden ser muy útiles y volver practicables algunas tareas que de otra manera son difíciles de controlar. Por ejemplo, dentro de esta categoría entrarían las herramientas de visualización, monitorización o resumen de actividades o servicios complejos.

g) En la automatización de tareas, estas herramientas (de más alto nivel) pueden no ser las adecuadas, pueden no haber estado pensadas para los pasos que hay que realizar, o bien hacerlo de una forma no eficaz. Por ejemplo, un caso concreto puede ser la creación de usuarios, una herramienta visual puede ser muy atrayente, por la forma de introducir los datos, pero ¿qué pasa cuando en lugar de introducir uno o pocos usuarios queremos introducir una lista de decenas o centenares de éstos?, la herramienta, si no está preparada, se vuelve totalmente ineficiente.

h) Por ultimo, los administradores suelen querer personalizar sus tareas utilizando las herramientas que consideran más cómodas y fáciles de adaptar. En este aspecto, suele ser habitual la utilización de las herramientas básicas de bajo nivel y la utilización de shell scripts (citaré  los fundamentos redactados por los autores en una próxima entrada) para combinarlas de modo que formen una tarea.

Tenemos que saber valorar estas herramientas extra según la valía que tengan para nuestras tareas.

Podemos dar a estas herramientas un uso casual, si tenemos los conocimientos suficientes para tratar los errores que puedan producirse, o bien facilitar algún proceso para el que haya sido pensada la herramienta, pero siempre controlando lo que hacemos.”

Acerca de Gaius Baltar

Aficionado a la tecnología informática desde que un MSX pasó por casa y apasionado defensor del Software Libre como religión para unir a los pueblos. Es Gaius Baltar al fin y al cabo, y tiene derecho a equivocarse. Cuando se aburre, redacta y gestiona los contenidos en diversos blogs subculturales. Ver todas las entradas de Gaius Baltar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: