En defensa de Duke Nukem Forever

Fuente: MundoGamers. Artículo de Alejandro Pascual

Me van a permitir la pequeña licencia de convertir la crítica a Duke Nukem Forever en algo más. Abandonar el impersonal de un análisis y hablar en primera persona. Dar una pequeña lección de humildad no sólo acerca del eterno Duke, sino del sector de los videojuegos en general. Al fin y al cabo, el análisis de Duke Nukem Forever es relativamente fácil de enfocar. Si llevas leyendo sobre el culebrón más de siete años, es que te gusta lo suficiente la industria como para deber jugarlo, aunque sea sólo por dar un paso importante en el aprendizaje sobre esta industria y los cambios generacionales en el planteamiento y diseño de un videojuego.

Claro que también nosotros podemos sacar la bandera crítica, aunque para muchos sea la primera vez, y decir que Forever es un juego de anteayer, con un diseño de escenarios menos inspirado incluso que los de Jericho (Mercury se redimió, eso sí), con unos gráficos que no tienen todos esos súper efectos recalcitrantes que hacen los ojos chiribitas y alucinas pepinillos, con un pasillo ultra guionizado lleno de explosiones que estallan con reloj suizo y NPCs que caen al suelo para que veas su cara de dolor justo cuando pasas por allí. No, Duke no es nada de eso. En Duke Nukem Forever lo más probable es que, salvo quizá la primera escena del juego, no veas esa acción vertiginosa tan de hoy, pero ni de lejos, te atranques en sus escenarios mal construidos o te agobies por la repetición de ese puzle que no veías desde 2001. Incluso cuando intenta ir más allá de la fecha, e imitar un puzle de físicas a lo Half-Life 2 de 2004, lo hace mal.

Y, sin embargo, con todas estas lacras que no parecen dejar de sucederse durante sus 26 capítulos, sinceramente, me he divertido. Bastante, además. No, no tanto como con Bulletstorm. Pero entre chiste tonto y gesto aún más tonto del Duke, la cantidad de críticas y pequeños homenajes hacia otras obras audiovisuales y sucesos de la realidad, la buena sensación de la escopeta o, sencillamente, volver a ver armas que no disparabas desde hace catorce años, os puedo asegurar que he sentido mucho menos dolor que con algunos shooters actuales donde la frustración es total cuando mueres y no sabes ni quién te ha matado.

Podemos poner el ejemplo de Crysis 2, la repanocha gráfica que tiene todos los ingredientes para ser un buen shooter, cargado de elementos jugables, actualizaciones, modos de juego (y puntuado con un 9 en MG, aunque a día de hoy esa nota bajaría algún entero, esperad a los Post-Mortem), y sigo diciendo que me he reído más con Duke Nukem Forever. Llamadme viejo. Debo serlo.

Pero he ahí la cuestión. ¿Es Duke Nukem un juego para viejos? No lo creo. Si hoy tuviéramos que analizar un hipotético Painkiller 2011, de estos que llegan a las redacciones de modo desapercibido, con una distribución humilde, la crítica habría sido mucho más benévola con él. No lo hubieran acusado de ser un juego con mecánicas retro, sino que lo hubieran alabado por mantener el espíritu del shooter de los 90 y cosas así. A lo que voy, Duke Nukem está siendo quemado en la hoguera, sentenciado a muerte y utilizado como cabeza de turco. ¿Por qué?

Porque es fácil.

Nadie se va a quejar. Nadie va a poner el grito en el cielo porque es un juego que ha pasado por una pesadilla de desarrollo y, evidentemente, no sólo ha quedado atrasado tecnológicamente, sino que se siente de otra época. Así que casi toda la prensa parece haberse puesto de acuerdo para defenestrarlo y sacar todo el espíritu crítico y vengativo sobre un juego que nadie va a defender. Y digo esto porque le han caído ceros, unos, doses y treses por parte de medios importantes internacionales. Y, sinceramente, Duke no se merece un cero. Creo que ningún juego por el hecho de haber sido desarrollado, se merece un cero. Sobre todo cuando su intención nunca fue engañar ni vender ninguna moto y cuando ha habido tanto empeño por parte de un estudio que ha caído con él y que ha significado tanto en la historia de los shooters. ¿Nos olvidamos que 3DRealms, antes Apogee, apoyó a Carmack y Romero y a los chicos de Epic?

También se dice que Duke Nukem Forever pretende ir de retro, cuando no lo es, porque es un juego retro en sí. Y esto se ha criticado. Al parecer, se puede alabar que la gente “pretenda” hacer un juego con mecánicas clásicas, pero no se puede hacer un juego clásico en sí, porque eso está mal, y perlas parecidas. Vaya, teníamos que haber puesto a MegaMan 9 un 2.

Se han dicho muchas cosas sobre DNF, pero pocas son ciertas. Parece que la gente se ha olvidado de decir que es el único juego que, teniendo un diseño tan terrible, te incita a seguir avanzando. Y que gracias a todos sus detalles hasta puedes pasar un buen rato cuando no te toca un puzle o saltar demasiado. Incluso tiene algún nivel, como el de la cocina, que Pixar envidiará toda su vida para un juego de Toy Story. También se dice que Duke Nukem 3D es mejor hoy día, cuando es prácticamente injugable en 2011 (ahí tenéis la versión de Xbox Live Arcade para comprobarlo). Y de la diferencia entre versiones, pues casi mejor no hablar. Nosotros lo hemos jugador en PC y en versión original y no nos ha dado ningún problema, ni tirones, ni bajada de frames ni nada. Y no creemos que necesites un PC último modelo para ello.

Así que mi conclusión es esta. ¿Por qué tanto odio hacia el Duke? ¿Es hora de vengarse o qué? ¿Se ha abierto la veda para criticarlo porque nadie se va a quejar y así demostramos los guays y lo rigurosos que somos? Para los que realmente disfrutan de los videojuegos, de su industria, y llevan unos cuantos años en esto, les digo: Jugad a Duke Nukem Forever. No sólo os vais a reír como si vierais una de esas pelis casposas tan valoradas “en la actualidad”; os cargaréis unos cuantos aliens con armas chulas y descubriréis unas cuantas cosas bastante transgresoras e irreverentes por el camino si sois adictos a la cultura popular. Y no sólo es mucho más variado que cualquier shooter de esta generación, sino que, cuanto menos, con todos sus errores de diseño, de programación, de puzles neandertales, etcétera, estimularéis vuestro ojo crítico para saber a qué tiende la industria actual y por qué. A mí, personalmente, que estoy cansado de la espectacularidad guionizada de hoy día, me ha enseñado que dar un paso atrás tampoco es el camino, pero que, sin duda, dentro de unos años se hablará de los shooters del presente como ahora hablamos de Duke Nukem Forever. Y, quién sabe, quizá después de otros catorce años más tengas una joya de culto en tu colección.

Acerca de Gaius Baltar

Aficionado a la tecnología informática desde que un MSX pasó por casa y apasionado defensor del Software Libre como religión para unir a los pueblos. Es Gaius Baltar al fin y al cabo, y tiene derecho a equivocarse. Cuando se aburre, redacta y gestiona los contenidos en diversos blogs subculturales. Ver todas las entradas de Gaius Baltar

12 responses to “En defensa de Duke Nukem Forever

  • Kiyoshi

    A ver… Es como cuando llevas 14 años esperando por un disco de Guns and Roses y te topas con un Chinese Democracy,que más que un Chinese Democracy parecía un Chinese dead de lo malo que es.–El Duke Nuken– en 3D es mierda a saco.

  • Jal-9000

    Pues incita a jugar… 🙂

  • Leo

    Fantastico.

    Tienes toda la razón, yo lo he jugado como una hora y me lo he pasado bien, que es lo que cuenta.

    Hoy en dia parece que lo unico que cuenta son los “supermegachachi-graficos que te cagas”.

  • referne

    Yo le voy a dar un baile, si lo hice con serious sam. NO voy a dejar a Duke.

  • Mario Dan

    Intersantes puntos que ofreces, yo también disfrute de este título a pesar de sus falencias. Les comparto la revisión que hice del juego.
    http://mariodan.wordpress.com/2011/06/16/revision-duke-nukem-forever-pc/

  • Gaius Baltar

    Laa verdad es que hay jugadores muy lloricas. Pongamos los ejemplos de Doom 3 o Crysis, que son el caso inverso: juegos muy trabajados y que estarán a una media de 9/10, pero que aburren a un alto número de jugadores.

    ¡El juego perfecto no existe! Ah, miento, es el Quake III ^^

  • Fantomas

    Hola, soy Fantomas de Gamers of Perú, y sé que con buena intención tratas de defender a Duke Nukem; pero parece que la crítica ha calado duro en ti y es por ello que tratas de justificar algo que no necesita en realidad justificación. “Duke Nukem”, es “Duke Nukem” y siempre lo será y punto. Las críticas jamás podrán con él, así como no pudieron con Duke Nukem 3D. Por más que se esfuercen, la sola presencia de Duke es imponente de entre todos los Shooters existentes y es inigualable su gran categoría. Yo no sólo no daré crédito a esas críticas injustificadas, sino que por el contrario diré que Duke Nukem, aún con todos los defectos que pueda tener, como juego es muy superior a cualquier Shooter de esta época y ninguna crítica me hará cambiar de opinión. Algunos dicen que es un juego para jugadores de la vieja guardia, pero en respuesta a eso diré que dichos jugadores aún constituimos un núcleo muy sólido y estoy seguro que haremos sentir a la crítica su tremendo error. Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: