Nightwish – “Imaginaerum” y el Baby Boom del power metal

El que aquí escribe ya está pasado de vueltas de epicadas, orquestaciones y voces operísticas. Al fin y al cabo, uno proviene de la generación metalera del Power Metal Europeo más “mainstream”, con Stratovarius alcanzando la cumbre en la que muchas otras bandas quisieron obtener el sonido aportado por Timo Tolkki a sus discos. No nos engañemos, ya que no es mi intención en este artículo retroceder más en el tiempo y hablar de los precursores del género, las bandas de verdad donde gente como Kai Hansen innovaban dentro de la comunidad metalera de los 80.

Aclarar, ante posibles trues como el bueno de Berún, que se mezclarán a partir de YA estilos como mero fin narrativo. ¡Al tajo!

Kai Hansen

Kai Hansen - No me gusta su voz, y tampoco cuando se repite musicalmente, pero su contribución al metal es innegable.

Practicamente 15 años después, solo unos pocos sobreviven: Stratovarius coletean ya sin Tolkki, que encima ha anunciado su retirada hace un par de meses, la segunda reencarnación de Helloween (esa que nos dió discazos como “Master of the Rings” o “Better Than Raw”) vaga sin rumbo desde este último, muchas promesas (infumables para muchos como yo ya por aquel entonces) como Hammerfall o Sonata Arctica han llegado hasta el día de hoy con una discografía entre “normalita” y mediocre y, en estos mismos tiempos, proyectos encabezados por “falsos visionarios” nos inundan con extensos álbumes conceptuales repletos de colaboraciones.

Nightwish es un producto más de este “Baby Boom” del Power Metal y, con motivo del regalo recibido en forma de su último disco “Imaginaerum” [2011], me han entrado ganas de volver atrás en el tiempo.

Imaginaerum Digipack

La magnífica edición en Digipack, "Strato-llavero" no incluído

1. Acerca del estilo.

Al Power Metal Europeo (en nuestro propio, civilizado y cansino afán de usar etiquetas tras etiquetas) lo reconocemos por venir en formato de disco de una hora de duración en el que una serie de temas cercanos a los 5 minutos se suceden entre progresiones facilonas, solos aguerridos (cuando los hay) y baterías simplonas pero martilleantes en las que el batería pasa a ser un metrónomo más o menos rápido, con más o menos capacidad de realizar breaks sin musicalidad ninguna y groove poco, gracias… relegando a bestias como Mike Terrana a dejar su arte impregnado en un atronador doble bombo.

Del bajo ya ni hablamos, ya que en estos terrenos el realce instrumental suele limitarse a guitarristas, cantantes y teclistas (por este orden, y siempre y cuando  el teclista tenga habilidad para tocar el sinte como si fuera una guitarra).

Este “corte de rollo” a la musicalidad podría verse como una parodia de todo lo que los precursores que la mandaban al metal alemán como Helloween podrían haberle dado a este estilo. Todo hay que decir que Rage o Blind Guardian han acabado siendo también una parodia de sus principios (más cercanos al Speed Metal), sin ánimo de ofender, aún acabando en términos globales como buenas bandas.

Stratovarius

Stratovarius. ¡Buenos tiempos!

El “easy listening” es, independientemente de la maestría (o no) musical, la forma de ser de este género. Si eres músico de Power Metal y quieres triunfar, es lo primero que tienes que tener claro. Suelo elegir a Timo Tolkki como referente debido a que lo comprendió rápidamente y lo aplicó a todos los discos de Stratovarius a partir de “Twilight Time” [1992], pariendo dos de los mejores discos del género: “Episode” [1996] y “Visions” [1997].

Aún así, Stratovarius estuvieron sacando un disco al año, practicamente, hasta llegar al sumum de su carrera con “Destiny” [1998] (su 7º álbum). Después de esto, ficharon por Nuclear Blast, reptaron con 3 discos más y entonces llegó otro cambio de sello y la debacle final. Hablamos de 11 discos en 15 años, señores, 11 discos repletos de auténticos temazos (más en unos que en otros) en los que participan 2 músicos estratosféricos (el propio Tolkki – aún mejor productor que guitarrista – y el teclista Jens Johansson) con otros 3 que, a pesar de sus limitaciones, pudieron contribuir a estas obras y, hoy en día, seguir viviendo de la música.

Angra

Y todo esto, se ha logrado con temas sencillitos. ¿Cosas del “main stream”? Puede ser. Pongamos el ejemplo de Angra, a los que vi teloneando a Stratovarius en la gira del “Destiny”.

Angra es una banda con unos músicos increíbles. TODOS y cada uno de ellos. André Matos era una auténtica fiera y el “nuevo” Edu Falaschi no deja de ser un digno relevo (gustándole a bastante gente más que Matos). Curiosamente, “Angels Cry”  [1993] o “Holy Land” [1996] son dos discos que, por su frescura, están por encima del que podría considerarse insuperable “Rebirth” [2001, primer disco con Falaschi].

¿Porqué curiosamente? Porque con el nuevo siglo y el “fenómeno DreamTheater”, Angra se embarcó en la aventura de darles a sus temas un toque más progresivo, viendo que esto podía ser vendible (y Mike Portnoy solo hay uno, amigos). Yo mismo he sufrido el “fenómeno DT”, aunque ya desde “Falling into Infinity” [1997] (su verdadero boom fué tras la salida de “Scenes from a Memory”), pero los discos posteriores a “Rebirth”, aún siendo muy buenos, no han hecho más que ensuciar todo lo que ya habían recorrido en sus 4 primeros discos.

Y esto mismo me pasa con Symphony X, otro de los grupos que ha teloneado (injustamente, pero son cosas del fenómeno comercial) a Stratovarius. Tanto su cantante como el guitarra son músicos que destacarían en cualquier banda, pero yo no soy capaz de escuchar un disco de ellos entero.

Remarcaré que me gustan desde Frank Zappa hasta Dream Theater, Black Sabbath, Protest the Hero, Ac/Dc… No es cosa de que te guste algo más o menos técnico, más o menos musical. Con esto no quiero sino remarcar que la música es música, simplemente: a unos les gusta una cosa y a otros otra y los tecnicismos nunca pueden justificar estos gustos. Temas como “Inferno” o “Paradise Lost” son auténticas obras maestras de esta banda, pero quitando cosas así o sus medios tiempos (que me encantan), el resto de temas de sus discos suelen aburrirme.

Bajo esta premisa comprenderemos y respetaremos al fan del Power Metal. No os metáis con él, él no lo haría (¿o sí?).

2. Acerca de las voces femeninas.

Posteriormente al boom del Power Metal Europeo del hit-single y el tecladito, llegó el momento para los excesivos grupos de voces femeninas. Esta vez no nos afecta como el boom del Power Metal debido a la cantidad de horas que hemos pasado con grupazos como The Gathering o Therion cargados en el walkman.  Que si Within Temptation o Nightwish (curiosamente formados los dos en 1996), Epica (2003), Lacuna Coil (1994)… Cuando estas bandas llegaron a los oídos del genio Christofer Johnsson después de haber hecho un álbum como “Lepaca Kliffoth” [1995], con algunas voces de sopranos, seguro que le hicieron bastante gracia. Tanta que acabó dejando las voces a las féminas en el excelente “Vovin” [1998].

anneke-the-gathering

Como podéis observar, todos son coetáneos. La belleza holandesa Anneke van Giersbergen (referente de voz femenina para el que escribe) se estrena en The Gathering con “Mandylion” [1995] y, dos años después, muestra a toda una cuadrilla de plebeyas como se canta de verdad en “Nightime Birds”, una auténtica orgía del buen gusto aplicado al por entonces poco escisionado Doom Metal. Y es que es el particular estilo de Anneke, aficionada al jazz y al rock, el que crea unas líneas de voz que superpone con una maestría y originalidad que no enseñan las escuelas y conservatorios donde todas las “divas” de esa década han aprendido a cantar.

Es su naturalidad, tanto en estudio como en directo, la que triunfa de cara a mi oído. Esta faceta es tal que, donde otras se tienen que apretar en corsés y vestiditos, Anneke sale en chándal, y no le hace falta nada más para demostrar su arte.

Lo que me alejaba (y aún lo hace, aunque en menor medida) de Nightwish es lo que a otros los aleja de Yngwie Malmsteen. Gran parte de su éxito se ha basado en la ya “solitaria” Tarja Turunen. Una cantante con una técnica vocal envidiable, pero que convertía a Nightwish en una máquina de excesos que, aún chistándome, no me termina de cuajar. A sus fans les gusta, no nos puede parecer mal: volvemos al tema de los gustos de cada cual (y lo mismo por lo que no sería capaz de ponerle una nota numérica a un disco).

3. Nightwish – “Imaginaerum”.

Y os preguntaréis: ¿a cuento de qué la parrafada sobre el power metal?. Todo tiene su justificación:

Anette en directo

El directo ya lo tendréis que juzgar los fans... creo que ya he dicho bastante

A pesar de los inconvenientes que se me presentan al escuchar un disco de esta gente (pomposos arreglos orquestales, guitarra como mero instrumento de acompañamiento -aún con muchas poses por parte de su guitarrista-, baterías con pañuelo en la cabeza y mucha pose en el escenario…), el disco presenta la virtud de la nueva cantante: Anette Olzon, que contribuye (y mucho) al factor “easy listening” del que os hablaba. Para mí, cuaja perfectamente con el grupo en este segundo trabajo. Será que con esto evitan egos (al fin y al cabo Tarja era la única persona con una técnica envidiable en esta banda) o lo que sea, limitándose todo a colaborar a la obra compuesta por el teclista de la formación. De todas formas no soy el único que opina que la banda debería dejar las voces en manos de su bajista: Marco Hietala.

Y es que “Imaginaerum” consigue algo que discos de formaciones más afines a mis gustos, como Evergrey, no hacen en sus últimos discos: que pueda escucharlos enteros varias veces. Uno puede ponerse este disco, hacerle medianamente caso, y escucharlo de principio a fin, incluso disfrutando particularmente de algún tema. Es la primera vez que, con esta banda (a la que os aseguro que he intentado escuchar muchas veces), puedo decir que pondría un tema en “repetición” varias veces, y este tema magistral es “Slow, Love, Slow”.

Hay más temas a destacar, pero soy muy malo con los nombres a las menos de 24 horas de descubrir un disco. El supersinfónico “Scaretale” y el corte instrumental “Arabesque” nos harán preguntarnos si el Doctor Who ha vuelto a la acción, por lo que igual Murray Gold está detrás de este disco pero no figura en los créditos. Por otra parte, algún que otro toque “highlander”, tan de moda entre los grupos del frío no me hace especial gracia pero bueno, a otros se lo hará (yo sigo siendo de Queen y Gary Moore).

No os voy a mentir, no es un disco que se me hubiera pasado por la cabeza el comprarlo (tengo una extensa lista de obras musicales que adquirir, incluyendo alguno de Manowar), pero es digno de tener a mano para escuchar más de una vez y quién sabe, igual me hace revisitar la obra del grupo, incluídos los discos de Tarja, claro. Nightwish han hecho del “easy listening” su razón de ser, y no tiene nada de malo. Para los que me han obsequiado con este buen disco, que vean que se ha conseguido abrir parte de mi alma musical con él😉

P.D: La edición está muy muy lograda, un digipack con un artwork muy vendible, póster y CD con la versión instrumental del álbum.

Acerca de Gaius Baltar

Aficionado a la tecnología informática desde que un MSX pasó por casa y apasionado defensor del Software Libre como religión para unir a los pueblos. Es Gaius Baltar al fin y al cabo, y tiene derecho a equivocarse. Cuando se aburre, redacta y gestiona los contenidos en diversos blogs subculturales. Ver todas las entradas de Gaius Baltar

24 responses to “Nightwish – “Imaginaerum” y el Baby Boom del power metal

  • Berun

    y nombras a los blind guadian en toda la entrada PSSSTTT . Y si me uno a la opinion de que cante Hietala en Nightwish seguro que molaria

    • Gaius Baltar

      Blind Guardian, lo primero, no son Power Metal.😛

    • Gaius Baltar

      De hecho, sería más lógico hablar de Rhapsody antes que de BG. Pero la entrada se haría larga en exceso (y ya lo es). Tenía pensado un 4º punto pero decidí no escribirlo.😉

  • Berun

    Rhapsody tampoco son Power Metal son Hollywood Metal XDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD , y si metes a Hellowen en power metal entonces tambien entran BG

    • Gaius Baltar

      Vamos a ver. Estoy hablando de cosas relacionadas con Nightwish, poniendo ejemplos de grupos más asequibles de oir y tu te vas por los cerros de úbeda totalmente hablando de tus gustos y un grupo como Blind Guardian, ¿QUE EMPEZÓ HACIENDO SPEED METAL?. Si quieres hablar de tus gustos, los metes en una entrada tuya.😛

    • Gaius Baltar

      Quizás te molesta que BG nunca serán la mitad de grupo que lo que han sido Helloween… quizás sea eso. JA!😛

  • Berun

    XDDDD clarooo va ser eso , no te enfades , quieres un abrazo XXD

    • Gaius Baltar

      Si tengo que poner negrita en los múltiples párrafos donde se dice algo parecido a “cosa de gustos”, las pongo, pero no hoy, eh?😛

      He usado a Stratovarius como referente del Power Metal accesible, porque lo han sido en su momento, he puesto la debacle de Helloween como gesto inequívoco de que los precursores también pueden morirse (a la vez que recalco a Kai Hansen para que recordemos los buenos tiempos, no solo a Gamma Ray), e incluso hablo de extensos álbumes conceptuales donde se puede incluir a Ayreon, que tampoco tiene mucho que ver con el Power Metal. Hablo de música “fácil de escuchar”, usando el Power como ejemplo. Tampoco puede asociarse Nightwish estrictamente, y tampoco Blind Guardian. Blind Guardian siempre han estado, en mayor o menor medida, próximos al speed y al thrash tanto como al power, que no toda la temática épica tiene que ser relacionada al Power (porque entonces incluiríamos a Bjork y su BSO de ELSDLA). xD

    • Gaius Baltar

      Ale, ya he incluído referencias. Búscalas!😛

  • star

    Gracias !! Me estoy poniendo The Gathering de nuevo😛

  • Kiyoshi

    ¿Quién es este Berum?

  • Anónimo

    No tengo ni idea de estos temas pero algo se aprende con estas líneas. Buena K!

  • Nickel Stroncium

    Temazo este slow, love slow … me ha sorprendido gratamente … al acabar de oirlo siento la imperiosa necesidad de escuchar “Private Investigations” de direStraits ^^
    En general coincido en casi todo lo que comentas en la entrada, salvo que decir que helloween han perdido el rumbo :s
    Estoy de acuerdo que el culmen de la generacion Deris ha sido el better than row, pero joer, los dos últimos discos de helloween me han parecido, muy muy dignos. Claro que por otro lado, soy un ferviente defensor del keeper III, el cual me parece un buen disco al que le sobran 2 o 3 canciones :s

    • Gaius Baltar

      Yo no he tenido huevos a enfrentarme a ellos… Bueno, el keeper 3 creo recordar escucharlo de pe a pa un par de veces en el coche de Fran. Desde luego, no me han hecho sentir como el Better Than Raw pero siempre podemos enfrentarnos a ellos de nuevo.

      Mira, vamos a meter ese Keeper III en el móvil, porque Nickel no suele equivocarse ^^

  • Nickel Stroncium

    Personalmente me han gustado más el 7 Sinners y Gambling with the Devil, que el Keeper III … El Unarmed te lo puedes saltar si quieres, salvo que desees descubrir un buen puñado de autoversiones en modo bizarro (que conste que también me ha gustado xDDD).

    Eso si, vaya por delante que ninguno esta a la altura del Better tha Raw (Summun Maximun), pero a mi entender son bastante mejores que “Conejitos” y “Lados oscuros” ^^

  • Anónimo

    Habra que esperar a que Unisonic saquen algo mas que un video, y un ep con ese tema y una versio del I want Out…pero son claro referente de los antiguos Helloween…eso si, un cantante calvo y gordecho que renegaba del metal, dando lo mejor de si, puede resultar frustrante a la vez que alegre.

  • Jal-9000

    Bueno, llevo unos días escuchando el CD descargado de la red… No sé si serán las versiones que están colgadas por ahí (he bajado varias), pero el disco me parece que está sobresaturado. Las canciones molan, sí, la voz de la tipa me mola un huevo, pero el sonido… rasca por todas partes (menos las orquestrales)… Creo que la War Of Loud ha llegado.

  • 5 cantantes que deberías de conocer « - BrainStormOverride -

    […] Me repetiría si dijera que es mi cantante femenina favorita, así que os remito a esta entrada. […]

  • José Luis

    ¿No te gusta la voz de Kai Hansen? Sin embargo no ha habido jamás nadie capaz de cantar como él en Walls of Jericho, sin ser vocalista puro. El power metal no existe (quizá como subgénero), es una simple moda que pasará y solo quedará lo bueno (si hay en él algo digno de tal nombre). Helloween y Blind Guardian no son power metal ya que surgió después, en aquella época no existía la etiqueta, fue la evolución natural del heavy, se les consideraba speed metal, aunque luego su sonido se volvió más comercial y por el otro lado, el speed metal perdió velocidad y se volvió más rudo. Yngwie J. Malmsteen es el mejor guitarrista de la historia y entiendo que haya gente a la que no les guste, pero pueden escuchar a otros muchos sin necesidad de atacarle, algunos parece que tienen una especial fijación por él, siempre con argumentos estúpidos.

    • Gaius Baltar

      Totalmente de acuerdo con todas tus anotaciones pero puntualizando:

      Más que Helloween y Blind Guardian, Rage y BG sí que andaban parejos en lo de empezar como Speed Metal, mientras que los principios de Helloween son un punto y a parte dentro de todo el heavy metal (aún más de lo que los dos otros grupos hayan sido nunca). Como ya le he dicho a Berun, es difícil concretar tanto sin hacer una entrada el doble o el triple de larga.

      El Power Metal no tiene nada de moda pasajera. Lleva dando grupos “mediáticos” archiconocidos durante más de una década (y muchos más no conocidos), casi incluso más que géneros ya definidos por sus seguidores como el Sleazy y demás glameradas.

      Respecto a Kai: soy un gran fan de Black Sabbath, y sobretodo de la época Ozzy, habiendo gente que no la soporta y no voy a cuestionar sus gustos, cada uno con los suyos. Es un gran compositor (uno de los mejores dentro del metal), pero sea como sea, no es un gran cantante (y lo mismo le pasa a Ozzy). Ralf Scheppers o Michael Kiske, esos sí son grandes cantantes.

      Respecto a Yngwie: es uno de los mejores guitarristas que ha parido la tierra, pero desde Fire & Ice, si no antes, no hace más que repetir. Cosa que les toca a todos, pero quizá debería aprender de gente como Tony Macalpine y marcarse otro rollo de vez en cuando. No soy de los que padecen animadversión hacia él (de hecho aún tengo pendiente aprenderme algún día un par de sus temazos, aunque “I’ll see the light tonight” lo doy por descartado desde hace mucho). De todas formas, muchas veces la animadversión que le tiene la gente es infundada y proviene del desconocimiento. Si yo me permito algún chiste de cara a su persona, es desde el conocimiento de toda su obra y “clichés” del famoseo con los que él mismo ha jugado siempre, que hay que tener algo de sentido del humor, hombre.😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: