Los Americanos siempre igual…

Fuente: http://www.elmundo.es/america/2012/02/07/cuba/1328648520.html

Kennedy pidió 1.000 puros cubanos el día antes de imponer el embargo a ese país. Y Seguro que Obama se bajo toda su discografía de Steven Seagal de su cuenta de megaupload y despues mando cerrarlo.

Este martes se cumplen 50 años de una de las peticiones más extrañas que jamás haya hecho un presidente estadounidense a un asesor: 1.000 cigarros puros de la marca Upmann. Fue, en realidad, un caso de ‘abuso de información privilegiada’ por parte del presidente de EEUU. Kennedy se hizo con esa dotación de puros horas antes de imponer el embargo comercial a Cuba, que cumple 50 años.

Eso es lo que solicitó John Fitzgerald Kennedy a su jefe de Prensa, Pierre Salinger, el 7 de febrero de 1961. Así lo contaba el propio Salinger en una entrevista a la revista ‘Cigar Aficionado’, en 1992:

“Poco después de entrar a trabajar en la Casa Blanca, en 1961, sucedieron una serie de acontecimientos dramáticos. En abril de 1961, EEUU cayó en el desastroso error de Bahía de Cochinos, donde los exiliados cubanos con la ayuda de EEUU trataron de derrocar el gobierno de Fidel Castro.

Pocos meses después, el presidente me llamó a su despacho por la mañana temprano.

“Pierre, necesito ayuda”, dijo solemnemente.

“Estaré encantando de hacer lo que pueda, presidente”, contesté.

“Necesito muchos puros”.

“¿Cuántos, presidente?”.

“Unos 1.000 Petit Upmann”.

Me dio un escalofrío, pero lo disimulé. “Y, ¿cuándo los necesita, señor presidente?”.

“Mañana por la mañana”.

Me fui del despacho preguntándome si lo iba a lograr. Pero, dado que yo era un gran fumador de puros cubanos, sabía de un montón de tiendas donde los vendían, y solucioné el problema por la tarde.

A la mañana siguiente, cuando llegué a mi despacho a las ocho de la mañana, el teléfono del presidente ya estaba sonando. Me dijo que fuera a verle inmediatamente.

“¿Qué tal te fue, Pierre?”, dijo, mientras yo cruzaba el umbral.

“Muy bien”, respondí. De hecho, había conseguido 1.200 puros. Kennedy sonrió y abrió un cajón de su escritorio. Tomó un gran papel y lo firmó inmediatamente. Era el decreto que prohibía todos los productos cubanos en nuestro país. Los puros cubanos eran a partir de ese momento ilegales en nuestro país.”

Y ahora literatura de Ficción.

“Hillary, necesito ayuda”, dijo solemnemente.

“Estaré encantando de hacer lo que pueda, presidente”, contesté.

“Necesito bajarme mi discografía de megaupload”.

“¿Cual es la razón, presidente?”.

“10 millones de regalo para atrapar a Bin Laden no le van a servir de nada al gordito”.

Me dio un escalofrío, pero lo disimulé. “Y, ¿cuándo, señor presidente?”.

“Mañana por la mañana”.

Me fui del despacho preguntándome si lo iba a lograr.

A la mañana siguiente, cuando llegué a mi despacho a las ocho de la mañana, el teléfono del presidente ya estaba sonando. Me dijo que fuera a verle inmediatamente.

“¿Qué tal te fue, Hillary?”, dijo, mientras yo cruzaba el umbral.

“Muy bien”, respondí. De hecho, había conseguido bajar todo lo de su cuenta. Obama sonrió y abrió un cajón de su escritorio. Tomó un gran papel y lo firmó inmediatamente. Era el decreto que prohibía la libertad de expresión y se pasaba por el forro todo los archivos de millones de personas y lo que se convertiria en el hurto burocrático más grande de la historia en nuestro país. Los usuarios eran a partir de ese momento ilegales en nuestro país.”

Acerca de turyesdios

the only truth is I´M GOD. Ver todas las entradas de turyesdios

2 responses to “Los Americanos siempre igual…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: